Misión e ideario

“El American School of Valencia forma estudiantes en un entorno afectivo, innovador y de cooperación para que sean ciudadanos del mundo que quieran seguir aprendiendo durante toda la vida.”

Esta misión guía nuestros esfuerzos por crear un entorno de aprendizaje cautivador y actual en elque los alumnos puedan desarrollar todas sus habilidades. Con diligencia, perseverancia, coherencia y esfuerzo todos los estudiantes tienen la oportunidad de completar su potencial individual en cualquier área académica. American School of Valencia se compromete a ofrecer un currículo riguroso, una enseñanza de alta calidad, impartida por un equipo internacional de profesores en unas instalaciones que estén a la altura de estos objetivos para que los alumnos disfruten de los resultados de su éxito. Esta es la diferencia ASV.

Creemos que...

  • El mundo actual necesita personas capaces de identificar y resolver problemas mediante un razonamiento flexible, crítico y reflexivo.
  • Demostramos nuestra capacidad de comprensión cuando aplicamos nuestro conocimiento ante una situación nueva o enseñamos a otra persona.
  • El aprendizaje evoluciona para satisfacer las demandas de un mundo que cambia constantemente.
  • Colaborar con otros promueve la comprensión y permite profundizar en el aprendizaje.
  • Examinar nuestras propias creencias y las creencias de los demás nos ayuda a convertirnos en ciudadanos más empáticos, solidarios y participativos en un mundo complejo y diverso.
  • Aprender diversos idiomas abre las puertas de nuestro mundo al conocimiento y la valoración de otras culturas.
  • Alcanzamos nuestro máximo potencial a través de la dedicación, el trabajo duro y la perseverancia.
  • Juntos formamos alumnos estudiantes independientes, con sentido de la ética y de la responsabilidad para que puedan convertirse en líderes dentro de una comunidad más amplia.

Perfil de la comunidad de aprendizaje ASV

 

Como miembros de la comunidad de aprendizaje del American School of Valencia nos esforzamos por ser:

  • Indagadores. Cultivamos nuestra curiosidad, a la vez que desarrollamos habilidades para la indagación y la investigación. Sabemos cómo aprender de manera autónoma y junto con otros. Aprendemos con entusiasmo y mantenemos esas ansias de aprender durante toda la vida.
  • Informados e instruidos. Desarrollamos y usamos nuestra comprensión conceptual mediante la exploración del conocimiento en una variedad de disciplinas. Nos comprometemos con ideas y cuestiones de importancia local y mundial.
  • Pensadores. Utilizamos habilidades de pensamiento crítico y creativo para analizar y proceder de manera responsable ante problemas complejos. Actuamos por propia iniciativa al tomar decisiones razonadas y éticas.
  • Buenos Comunicadores. Nos expresamos con confianza y creatividad en diversas lenguas, lenguajes un maneras. Colaboramos eficazmente, escuchando atentamente las perspectivas de otras personas y grupos.
  • Íntegros. Actuamos con integridad y honradez, con un profundo sentido de la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad y los derechos de las personas en todo el mundo. Asumimos la responsabilidad de nuestros propios actos y consecuencias.
  • De mentalidad abierta. Desarrollamos una apreciación crítica de nuestras propias culturas e historias personales, así como de los valores y tradiciones de los demás. Buscamos y consideramos distintos puntos de vista y estamos dispuestos a aprender de la experiencia.
  • Solidarios. Mostramos empatía, sensibilidad y respeto. Nos comprometemos a ayudar a los demás y actuamos con el propósito de influir positivamente en la vida de las personas y el mundo que nos rodea.
  • Audaces. Abordamos la incertidumbre con previsión y determinación. Trabajamos de manera autónoma y colaborativa para explorar nuevas ideas y estrategias innovadoras. Mostramos ingenio y resiliencia cuando enfrentamos cambios y desafíos.
  • Equilibrados. Entendemos la importancia del equilibrio físico, mental y emocional para lograr el bienestar propio y el de los demás. Reconocemos nuestra interdependencia con respecto a otras personas y al mundo en que vivimos.
  • Reflexivos. Evaluamos detenidamente el mundo y nuestras propias ideas y experiencias. Nos esforzamos por comprender nuestras fortalezas y debilidades para, de este modo, contribuir a nuestro aprendizaje y desarrollo personal