Misión e ideario

“El American School of Valencia forma estudiantes en un entorno afectivo, innovador y de cooperación para que sean ciudadanos del mundo que quieran seguir aprendiendo durante toda la vida.”

Esta misión guía nuestros esfuerzos por crear un entorno de aprendizaje cautivador y actual en elque los alumnos puedan desarrollar todas sus habilidades. Con diligencia, perseverancia, coherencia y esfuerzo todos los estudiantes tienen la oportunidad de completar su potencial individual en cualquier área académica. American School of Valencia se compromete a ofrecer un currículo riguroso, una enseñanza de alta calidad, impartida por un equipo internacional de profesores en unas instalaciones que estén a la altura de estos objetivos para que los alumnos disfruten de los resultados de su éxito. Esta es la diferencia ASV.

Creemos que...

  • El mundo actual necesita personas capaces de identificar y resolver problemas mediante un razonamiento flexible, crítico y reflexivo.
  • Demostramos nuestra capacidad de comprensión cuando aplicamos nuestro conocimiento ante una situación nueva o enseñamos a otra persona.
  • El aprendizaje evoluciona para satisfacer las demandas de un mundo que cambia constantemente.
  • Colaborar con otros promueve la comprensión y permite profundizar en el aprendizaje.
  • Examinar nuestras propias creencias y las creencias de los demás nos ayuda a convertirnos en ciudadanos más empáticos, solidarios y participativos en un mundo complejo y diverso.
  • Aprender diversos idiomas abre las puertas de nuestro mundo al conocimiento y la valoración de otras culturas.
  • Alcanzamos nuestro máximo potencial a través de la dedicación, el trabajo duro y la perseverancia.
  • Juntos formamos alumnos estudiantes independientes, con sentido de la ética y de la responsabilidad para que puedan convertirse en líderes dentro de una comunidad más amplia.

Perfil del graduado

 

Los alumnos/as graduados en el American School of Valencia son:

  • Indagadores… porque desarrollan su curiosidad natural. Adquieren las habilidades necesarias para indagar y realizar investigaciones, y demuestran autonomía en su aprendizaje. Disfrutan aprendiendo y mantienen mantendrán estas ansias de aprender durante el resto de su vida.
  • Informados e instruidos… porque exploran conceptos, ideas y cuestiones de importancia local y mundial y al hacerlo adquieren conocimientos y profundizan su comprensión de una amplia y equilibrada gama de disciplinas.
  • Pensadores… porque aplican por propia iniciativa sus habilidades intelectuales de manera crítica y creativa para reconocer y abordar problemas complejos y para tomar decisiones razonadas y éticas.
  • Buenos Comunicadores… porque comprenden y expresan ideas e información con confianza y creatividad en diversas lenguas, lenguajes y formas de comunicación. Están totalmente bien dispuestos a colaborar con otros y lo hacen de forma eficaz.
  • Íntegros… porque actúan con integridad y honradez, poseen un profundo sentido de la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad de las personas, los grupos y las comunidades. Asumen la responsabilidad de sus propios actos y las consecuencias derivadas de ellos.
  • De mentalidad abierta… porque entienden y aprecian su propia cultura e historia personal y están abiertos a las perspectivas, valores y tradiciones de otras personas y comunidades. Están habituados a buscar y considerar distintos puntos de vista y dispuestos a aprender de la experiencia.
  • Solidarios… porque muestran empatía, sensibilidad y respeto por las necesidades y sentimientos de los demás. Se comprometen personalmente a ayudar a los demás y actúan con el propósito de influir positivamente en la vida de las personas y el medio ambiente.
  • Audaces… porque abordan situaciones desconocidas e inciertas con sensatez y determinación y su espíritu independiente les permite explorar nuevos roles, ideas y estrategias. Defienden aquello en lo que creen con elocuencia y valor.
  • Equilibrados… porque entienden la importancia del equilibrio físico, mental y emocional para lograr el bienestar personal propio y el de los demás.
  • Reflexivos… porque evalúan detenidamente su propio aprendizaje y experiencias. Son capaces de reconocer y comprender sus cualidades y limitaciones para contribuir de este modo a su aprendizaje y desarrollo personal.
  • Diligentes… porque demuestran poseer la disciplina necesaria para dividir los objetivos globales, convirtiéndolos en metas realizables a corto plazo. No se desaniman ante la magnitud o la dificultad de una tarea, proceden con paciencia y tenacidad y utilizan el tiempo y los recursos apropiados para abrir su propio camino. Los trabajadores tenaces adoptan estrategias alternativas frente a los retos y perseveran para superar las dificultades.