American School of Valencia renueva el atrium de la escuela

American School of Valencia renueva el atrium de la escuela

Un nuevo espacio de aprendizaje e interacción de profesores y alumnos

American School of Valencia ha abordado durante el verano de 2019 la renovación del atrium, una zona común que comunica diferentes áreas de la escuela y que tras la reforma se convierte en un espacio flexible donde el uso educativo y una vibrante comunidad escolar entran en contacto. Los trabajos forman parte del ASV Master Facility Plan aprobado hace cuatro años y han sido desarrollados junto con el estudio de interiorismo de Vicente Navarro. “El atrium apenas había cambiado desde 1986”, explica Michael L. Smith, director de la escuela, “y ya estaba reclamando una mejora que actualizara sus materiales y nos permitiera incorporarlo al concepto de espacios de aprendizaje flexible que estamos impulsando en el campus”.

El proyecto desarrollado por Navarro y la dirección del centro divide el atrium en dos zonas diferenciadas: una de trabajo individual o en pequeño grupo, con mesas alineadas junto a las ventanas, y otra de paso donde también hay un graderío y un video-wall que se pueden utilizar puntualmente para mini-lessons o presentaciones. “Gracias al pavimento y los materiales de las paredes es más luminoso y abierto”, describe Smith, “y también ha mejorado la acústica y la conectividad”

 

El proyecto desarrollado por Navarro y la dirección del centro divide el atrium en dos zonas diferenciadas: una de trabajo individual o en pequeño grupo, con mesas alineadas junto a las ventanas, y otra de paso donde también hay un graderío y un video-wall que se pueden utilizar puntualmente para mini-lessons o presentaciones. “Gracias al pavimento y los materiales de las paredes es más luminoso y abierto”, describe Smith, “y también ha mejorado la acústica y la conectividad”.

“Las obras coincidieron con el Summer Program 2019 y durante ese tiempo nos hemos dado cuenta de lo importante que era el atrium y el papel que cumplía en la circulación diaria”, recuerda Michael Smith. “Ahora que ya está en uso esperamos que extienda el aprendizaje a todos los rincones del campus y los miembros de la comunidad escolar se sientan a gusto en él”.  Con esta parte del proyecto terminada, el ASV está evaluando ahora mejoras adicionales como instalar un cerramiento fotovoltaico semitransparente que sustituya al actual lucernario y suministre energía limpia al atrium y a otras zonas del campus, un detalle  representativo del valor la diferencia ASV.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta